negro planchado
triste de pie
disimula como si yo
no los estuviese observando en el sillón
me susurran kilómetros de penas abyacentes
me cuentan dos silencios y tres lágrimas
cuando el dueño se ha ido para siempre
sonrío
intento acercarme
de un bolsillo resbala un llavero de mujer
sus pantalones Vans no duermen
esta noche
me contarán una historia

No hay comentarios: